martes, 5 de noviembre de 2013

Handel : Julius Caesar (Berry - Popp - Wunderlich - Ludwig) Leitner [iTunes AAC M4A]



Esta grabación puede parecer un sacrilegio en los tiempos actuales en que estamos acostumbrados a las orquestas especialistas en el barroco con instrumentos originales y afinación de la época. Si bien en muchos aspectos la investigación musicológica ha logrado grandes progresos, en muchos otros el retroceso es evidente y así en nuestros días tenemos que soportar un verdadero desfile de mamarrachos (la mayoria contratenores) en papeles de castrato, bajo el disfraz de lo "autentico" e "historicista".

Esta grabación de "Giulio Cesare" de Handel soluciona el problema del castrato recurriendo a los cambios de tonalidades para así reasignar Giulio Cesare a un bajo-barítono, Sesto a un tenor y Tolomeo a un bajo. Esta decisión que en la época actual daría lugar a varios escándalos, logra un resultado bastante aceptable, incluso para los oídos modernos, sobretodo si se tiene en cuenta el verdadero nido de ratas en que se ha convertido Tolomeo e incluso el mismo Cesare en las últimas décadas.

El reparto está compuesto por estrellas del circuito alemán de la época, a la cabeza se encuentra el sorpresivo Cesare de Walter Berry, expresivo, musical y bastante correcto en la coloratura. La Cleopatra de Lucia Popp está adornada, ademas del hermoso timbre, por grandes cuotas de musicalidad que le permiten sacar adelante su lectura a pesar de algún desliz estilístico. La Ludwig hace maravillas con el material de Cornelia, a pesar de los cambios de tonalidad que la obligan a internarse en el registro grave cada vez que canta a dúo con Sesto.  Por su parte Wunderlich es un derroche de vocalidad y musicalidad.

La grabación está tomada de funciones esparcidas entre el 1 y 5 de Julio de 1965 en la Opera Estatal de Baviera.


Walter Berry (Giulio Cesare)
Lucia Popp (Cleopatra)
Fritz Wunderlich (Sesto)
Christa Ludwig (Cornelia)
Hans Bruno Ernst (Curio)
Karl Christian Kohn (Tolomeo)
Hans Günther Knöcker (Achilla)
Hans Pröbstl (Nireno)

Chor des Bayerischen Rundfunks
Münchner Philharmoniker
Ferdinand Leitner (Conductor)

Verona
m4a@256Kbps | Cover + Scans
DESCARGAR

18 comentarios:

  1. Thank you very much for this wonderful upload and congratulations for your fabulous blog. Greetings from Italy !

    ResponderEliminar
  2. Insultar jamas es una prueba de inteligencia ni de competencia...
    Lo que me molesta mas, en esta grabación, no es el problema de las tesituras, sino el de una dirección pesada, que olvida (o no sabe) cuanto el aspecto rítmico/bailable es importante en la música barroca. Y, sobre todo: aunque sea magníficamente cantado, lo es en ALEMAN ! lo que es absolutamente imposible !
    Si la opera barroca es tan famosa, hoy dia -y muchas veces, por obras aburridas, como las operas vivaldianas que todas se parecen...-, es porque no se arrastra mas por tempi lentos, pesados o sin rítmica. Porque se canta, ahora, recitativos como si se hablaban y no como pasajes aburridos.
    No sirve para nada confrontar cantantes del pasado y "mamarrachos" de hoy. Me hubiera tanto gustado escuchar a Callas en Alcina ! Y este reparto dirigido por Jacobs, en... italiano !

    ResponderEliminar
  3. No creo que haya insultos. Mamarrachos son la gran mayoría de los contratenores, de los que rescato a Philippe Jaroussky, cuyas musicalidad y expresividad son evidentes.
    Por revivir una aberración del pasado, como lo fueron los castrati esta invasión de contratenores ya cansa.
    En cuanto a Haendel cantado en alemán, por mucho que sus libretos estén en italiano o inglés, su germanidad late intensamente en la dinámica de su música. Disfruto más, por ejemplo, El Mesías en alemán, que en inglés, lo cual no quiere decir que no me guste, hay días que amanezco en vena de escucharlo en inglés, con la versión de Richter, quien también la grabó en alemán, por ejemplo.
    No podemos dejar de lado el fluir del tiempo y recordar que en el 65, las casas discográficas y los teatros de ópera alemanes grababan con cantantes alemanes, en alemán, en su derecho estaban. El resto del mundo grababa en el idioma original y en su derecho también estaban. Igual, yo escucho ópera italiana en italiano, aunque tenga una que otra grabación de Fritz Wunderlich cantando ópera italiana en alemán, es que a ese hombre yo lo escucharía cantando hasta en esperanto, con esa voz en cuti, incluso.
    Maria Callas, Fritz Wunderlich, Christa Ludwig o Walter Berry no pertenecen al pasado, pertenecen a LA HISTORIA. Anoche escuchaba al grandioso Fischer-Dieskau cantando lieder de Liszt en italiano y no sonaba a pasado, sino a trascendencia, a inmortalidad.
    Por cierto, no hay registros de Callas cantando Alcina, pero sí que tiene a Joan Sutherland en ese rol, Deutsche Grammophon la tenía en catálogo no hace mucho, con Wunderlich en el reparto, por cierto.
    También me gusta Jacobs, sus motetes de Bach son la mejor versión que he escuchado.

    ResponderEliminar
  4. "...así en nuestros días tenemos que soportar un verdadero desfile de mamarrachos (la mayoria contratenores) en papeles de castrato, bajo el disfraz de lo "autentico" e "historicista"..."

    "Mamarrachos son la gran mayoría de los contratenores, de los que rescato a Philippe Jaroussky, cuyas musicalidad y expresividad son evidentes."

    Alfred Deller, James Bowman, Gerald Lesné, Michael Chance, Andreas Scholl, David Daniel... ¿estos tipos son mamarrachos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Será mi edad venerable? Pido perdón a los igualmente venerables Alfred Deller y James Bowman. Los otros, los dejo cobijados al amor de sus fans.

      Eliminar
  5. Bueno, mi humilde opinion: la voz de contratenor no me gusta, es fingida y artificial, prefiero mezzos o sopranos mujeres para los papeles de castrato, como Larmore o Lemieux, que a mi parecer son mas cercanas a ese tipo de voz. Besitos. Tania Reyes.

    ResponderEliminar
  6. Aqui concuerdo plenamente con La Castafiore ,son todos insoportables de artificiales tanto los de antanio como los de hoy en dia,incluyendo Scholl,Daniels etc y considero q justamente interpretar la musica barroca en esta manera llamada historisista o original lo unico q hace es hacerla museal .En cuanto al aleman,antes todas las operas se traducian al idioma del pais en q se daban,Werther fue estrenada en Viena y en aleman,lo mismo Samson et Dalila en Weimar y eso cambio recien el los anios 60 del siglo pasado.Inclusive hoy en dia Chandos edita versiones de operas italianas en ingles.

    ResponderEliminar
  7. Yo me declaro, en esta disputa, versátil, o ambidiestro, o bisexual, como gustéis: me gustan, o me pueden gustar, versiones "auténticas" y versiones "clásicas". Sobre Alcina, por ejemplo, la grabación de Sutherland & Berganza (Decca) te deja turulato por la potencia vocal y el idóneo empaste de ambas, pero la de DiDonato & Co dirigidos por Curtis (Archiv) es una delicia musical de principio a fin. Me gustan los contratenores (no todos, ni todo lo que hacen) y las contraltos de verdad (no las mezzos que pretenden ejercer de tal). Es lo que tiene picar de ambos lados: que puedes disfrutar más.

    ResponderEliminar
  8. Sorry, I speak very little Spanish. So I write in English. Once upon a time I had this recording on LP. Now you make it available again and better in flac!
    Muchisimo grande gracias y muchos besos a su mano!
    Roberto!

    ResponderEliminar
  9. Vamos por parte.
    No se puede criticar a Leitner de dirigir con el tempo y la articulación con la que dirige pues todo el desarrollo estilistico que desembocó en la visión actual que tenemos del barroco es posterior incluso a la década del 80. En 1965 esta era la forma que se concebía a Handel y punto.

    Cabe recordar también que en Europa la ópera se hacía en el idioma local hasta incluso bien entrada la década del 80. La ópera en idioma original es mas bien una moda norteamericana. Como en el recién fundado Met de fines del siglo XIX no había una compañía estable de cantantes, la High Society neoyorkina optaba por importar todo, así si querían oír Wagner traían una compañía de cantantes alemanes, si querían oír Verdi o Puccini hacían lo mismo con una italiana. Esta practica se vio reflejada también en la producción de discos que en EE.UU se vendían por millones y esto de alguna manera llevó a estandarizar el idioma original de cada ópera. Esta practica se extendió inevitablemente a Europa y ya en la década del 50 las salas mas grandes comenzaron a implementar este modo de trabajo de manera oficial. Muchas otras salas de menor envergadura se resistieron por un par de años y así era común oír Wagner en Italiano, Verdi en Aleman, Bizet en Iitaliano, etc, etc.

    ResponderEliminar
  10. Otro tema controvertido son los contratenores. Que conste que no estoy solo a la hora de llamarlos MAMARRACHOS.

    Los contratenores y falsetistas existían incluso antes que los castrati, de hecho la aparición de estos últimos se debió a lo limitado que era la voz de un contratenor en extensión, volumen y sobretodo belleza. Cuando se establecieron los cánones y la escuela del belcanto, la voz de contratenor fue proscrita por la mayoría de los tratados de canto. Giulio Caccini comenzaba su "Nuove Musiche" asegurando que "la nobleza en el buen canto no puede venir de voces falsas, vendrá siempre de voces naturales". Propora los detestaba y Pietro della Valle llegó a decir que chirriaban de manera insoportable.

    Los castrati a pesar de ser una aberración, como dice Susana, tenían una voz natural, alterada en su desarrollo por la castración y todo el problema hormonal que eso conllevaba, pero que a fin de cuenta resultaba en una voz natural, que usaba las cuerdas vocales en toda su extensión y por lo mismo la sonoridad se desplegaba en todas sus posibilidades.

    Cuando los castrati comenzaron a desaparecer y a pasar de moda, su herencia pasó a las voces femeninas, los mismos compositores se encargaron de solucionar este problema reasignando los roles a contraltos y sopranos.

    La aparición del contratenor no tiene nada de "auténtico" ni "historicista" si se piensa que son una cuerda maldita por los mismos teóricos y compositores del barroco y sobretodo si se tiene en cuenta que ya en pleno siglo XVIII se encontró en la voz femenina a la heredera natural del castrato.

    ResponderEliminar
  11. Los castrati ya existían en Constantinopla en torno al año 400 y su presencia está documentada en el canto bizantino hasta por lo menos el siglo IX, reapareciendo a principios del XVI en Italia. Sin embargo, casi 200 años después, Purcell utiliza el término “counter-tenor” para los papeles de “Secrecy” y “Sumer” en “The Fairy Queen”: indica el tipo de voz que quiere, no si quien canta carece o no de testículos.

    Tampoco es cierto que la voz de contratenor o falsetista despareciera con los castrati. Carl Orff la pide para conseguir un efecto paródico en su Carmina Burana (1936) y desde su plena recuperación por Britten en 1960 en "A Midsummer Night's Dream" (un papel escrito expresamente para Alfred Deller) ha sido utilizada por gente tan diversa como Ligeti ("Le Grand Macabre"), Reiman ("Lear”), Glass ("Akhnaten") o más recientemente Adès ("The Tempest") o Benjamin ("Written on Skin").

    Puede gustar o no, pero descalificarla en su conjunto no obedece a criterios musicales, ni desde luego históricos.

    ResponderEliminar
  12. Estamos hablando de cosas distintas. Cuando me refiero a la voz de contratenor y su virtual expulsión del mundo del "buen canto", me refiero al periodo del barroco. Ni Handel, ni Porpora escribieron nunca para este tipo de voz, aun sabiendo de su existencia, pues preferían la superioridad sonora y la belleza de la voz de castrato, cuando estos empezaron a escasear se los reemplazó con mujeres. El contratenor nunca fue opción viable en el barroco y eso está muy bien documentado. Por ende el argumento historicista para usarlos hoy en día es absolutamente falso e innecesario. Al contrario de lo que tu dices, descalificar este tipo de voz en la ópera seria, obedece nada mas que a argumentos históricos y musicales. Parece una broma cruel del destino que una voz maldecida y expulsada por los mismos teoricos y compositores de la época sea la que ha terminado monopolizando las ejecuciones actuales de este repertorio.

    La voz de contratenor reapareció recién con Britten en pleno siglo XX como tu bien expones, pero eso es harina de otro costal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. It is problem with links for CD1 & for CD3: The file link that you requested is not valid. Can you reaploade it, please?
    Thank you.

    ResponderEliminar
  14. Quiero agradecer que hayan puesto el enlace nuevamente, pues es el trabajo que me faltaba de Lucia Popp a quien yo admiro de sobremanera y gracias a La Castafiore pude conseguir su música.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar