viernes, 12 de julio de 2013

Cilea : Adriana Lecouvreur (Scotto - Domingo - Obraztsova - Milnes) Levine [iTunes AAC M4A]


Una italiana, un español, una rusa y un norteamericano conforman el cast principal de esta versión de "Adriana Lecouvreur" que precisamente hace agua por la falta de italianidad y la comprensión de un estilo ya perdido en el tiempo. Por otro lado compensa con una dirección inspirada en las manos de James Levine.

La ópera de Cilea se estrenó en el Teatro Lírico de Milán, el 6 de noviembre de 1902 con Angelica Pandolfini, Enrico Caruso y Giuseppe de Luca en los roles principales. En 1907  llegó al Metropolitan de New York en un suntuosa producción que incluía a la hermosa Lina Cavalieri, Enrico Caruso, Antonio Scotti y Marcel Journet. Volvería al teatro neoyorkino recién en 1963 de la mano de Renata Tebaldi, en los 70's sería la Caballé la Adriana de turno y en los 80's la propia Scotto. Se presentó en La Scala en 1932 con Giuseppina Cobelli, Aureliano Pertile y Gianna Pederzzini, en el teatro disfrutará de cierta popularidad que se esparcirá al resto de Italia. Otras notables interpretes en la península fueron Iva Pacetti, Adelaide Saraceni, Augusta Oltrabella, Gina Cigna, Maria Caniglia, Mafalda Favero, Magda Olivero, Renata Tebaldi y Clara Petrella.

Si la opera sobrevivió al olvido teatral y discográfico fue gracias a los esfuerzos de Renata Tebaldi, que insistió y presionó al Metropolitan para una nueva producción en la temporada de 1963 y una reposición en 1968-69. Otras Adrianas notables de esta época serán la Caballé, Kabaivanska, Scotto y Freni.

El libreto de la ópera se basa en la obra teatral de Eugène Scribe y Ernest Legouvé estrenada en 1849, que se centra en tres personajes reales: Adrienne Lecouvreur, famosa actriz parisina, Maurice de Saxe y Maria Karolina Sobieska, Condesa de Bouillon. Si bien los hechos han sido tomados de la leyenda que rondó a la misteriosa muerte de la actriz a manos de la celosa y mala leche condesa, también enamorada de Maurice.

Esta grabación de 1977 se beneficia principalmente de la batuta de James Levine, dramática y matizada en la exposición de una partitura llena de momentos bellisimos. La Adriana de la Scotto no tiene la talla vocal esperable pero si el manejo del texto, esencial para el verismo. La Scotto fue siempre una interprete expresiva y compenetrada y su triunfo en este rol se debe precisamente a esto. La declamación esta servida de manera discreta, sin incurrir en un uso mas generoso de la voz de pecho ni la ensoñación que sabía imprimirle la Olivero. Por su parte Domingo perfila un romántico y ardiente Maurizio, mientras que la Obraztsova entrega una excitante lectura de la Principessa di Bouillon, a cambio de una emisión y estilo que poco tienen que ver con el verismo italiano, en la misma senda Sherrill Milnes perfila su interpretacion de Michonnet basándose en su capacidades sonoras mas que en la expresión de un rol ingrato musicalmente pero interpretativamente entrañable.

La grabación se realizó en Londres, en los estudios de Abbey Road, entre el 11 y 16 de Agosto de 1977.

Renata Scotto (Adriana Lecouvreur)
Placido Domingo (Maurizio)
Elena Obraztsova (La Principessa di Bouillon)
Sherrill Milnes (Michonnet)
Giancarlo Luccardi (Il Principe di Bouillon)
Florindo Andreolli (L'Abate di Chazeuil)
Lillian Watson (Mademoiselle Jouvenot)
Anne Murray (Mademoiselle Dangeville)
Paul Crook (Poisson/Un Maggiordomo)
Paul Hudson (Quinault)

Ambrosian Opera Chorus
Philharmonia Orchestra (James Levine)

CBS Records
m4a@256kbps | Covers + Booklet
CD1     CD2

3 comentarios:

  1. A mí personalmente me encanta! Cuando vi la Adriana aquí en Las Palmas de Gran Canaria me quedé prendado. Imagínate este cast: Caballé, Aragall, Veasey y Taddei, en 1978, si no recuerdo mal. Al día siguiente me fui derecho a una tienda de discos y me compré esta versión en LP que aún conservo y además luego la adquirí en CD. Lo mejor es, sin duda, la batuta de Levine, tan criticado en algunos foros, pero para mi uno de los grande. El punto más flojo es Sherrill Milnes, pero es que casi siempre lo es allá donde esté. Una emisión muy extraña. Te mando un abrazo desde las Islas.

    ResponderEliminar
  2. En palabras del propio Francesco Cilea fue Magda Olivero la intérprete ideal para el papel protagonista de esta ópera. El autor persiguió durante años a la entonces retirada soprano para que volviera a retomar el rol que dominó durante una decada en los 30. Y lo consiguió en febrero de 1951 con un retorno un triunfal en el Teatro Grande di Brescia que determinó la vuelta a la actualidad del título tras la 2ª Guerra Mundial.

    ResponderEliminar
  3. Grandísimas Adrianas han sido y serán toda cantante-actriz que se precie:
    Olivero, Gencer, Kabaivanska, Scotto y Freni.
    Tebaldi sin ser una cantante-actriz dotaba a este personaje de una belleza vocal inigualable. A parte la dicción, muy cuidada en ella y el gusto en el canto, sin caer en histrionismos vacíos.
    Las demás están a otro nivel, bueno, por cierto, pero no son del Top Five + Tebaldi.

    ResponderEliminar