jueves, 6 de febrero de 2014

Leonard Warren - On Tour In Russia [LP]



Para ir retomando un poco el hilo sobre los cantantes del pasado recordaremos al gran Leonard Warren en un repertorio para nada habitual en su carrera pero muy interesante de oír a la hora de apreciar las cualidades expresivas del barítono.

Leonard Warren nació en New York el 21 de Abril de 1911 era hijo de inmigrantes rusos. Desde temprana edad se empleó en el negocio de pieles que poseía su padre y debido a la Gran Depresión de 1929, que dejó el negocio familiar en la ruina, Leonard tuvo que ingeniárselas en distintos oficios. Finalmente dió con el canto y entró a formar parte del coro de la Radio City Music Hall en 1935. Paralelamente tomó clases con Sydney  Dietch y en 1938 ganó el concurso radiofónico "Metropolitan Audition on the Air" que le significó un contrato con la compañía que por aquellos años comandaba Edward Johnson.

Las autoridades del Met supieron de inmediato las grandes cualidades que poseía el joven cantante y decidieron otorgarle una beca para perfeccionarse en Roma y Milán durante todo el verano de 1938. A su regreso a los Estados Unidos, Johnson fue especialmente cauteloso con los compromisos otorgados al baritono para asegurarse así una maduración paulatina del cantante e interprete. Warren debutó en el escenario del Met el 27 de Noviembre de 1938 en un concierto misceláneo en el que cantó el dúo del segundo acto de "La Traviata" y una selección de "Pagliacci" en la parte de Tonio. Al día siguiente el concierto se repitió y esta vez Warren ya se atrevió con el segundo acto de "Rigoletto". Su debut escénico se produjo el 13 de enero de 1939 en las ropas de Paolo Albiani de "Simon Boccanegra" con el inolvidable protagonista de Lawrence Tibbett. Durante julio del mismo año agregó Shchelkalov y Rangoni en "Boris Godunov" y finalmente Valentin en "Faust" en diciembre del mismo año. Durante 1940 su repertorio se expandió con el Heraldo de "Lohengrin", Amonasro en "Aida", Barnaba en "La Gioconda" y Escamillo en "Carmen". De todas maneras se puede decir que su carrera se centraba mayormente en los conciertos de Gala y Misceláneos que montaba el Met durante esos años.  En el transcurso de 1941 agregó el Gran Sacerdote de "Alceste", al lado de la imponente Marjorie Lawrence, Alfio en "Cavalleria Rusticana" y el Gran Sacerdote de "Samson et Dalila" y ya en 1942 comenzó a acceder al repertorio verdiano con Germont en "La Traviata".

En el transcurso de 1942 debutó también en el Teatro Colón de Buenos Aires, escenario que le sirvió ademas para poner en escena un repertorio que aun no cantaba en el Met. Fue así que las audiencias bonaerenses lo aplaudieron como Renato en "Un Ballo in Maschera", Amonasro en "Aida" y el titular de "Simon Boccanegra", al año siguiente tocó el turno de "Rigoletto" y "Falstaff". En Buenos Aires el triunfo le granjeo gran cantidad de admiradores pero incomprensiblemente solo actuó ahí hasta 1946.

Su despegue en el Met se produjo en la temporada de 1943 cuando se le confiaron roles tan importantes como el Conde de Luna en "Il Trovatore", Renato en "Un Ballo in Maschera" y Don Carlo en "La Forza del Destino".  La consagración definitiva le llegaría en diciembre del mismo año cuando interpretó a "Rigoletto" en sustitución de Lawrence Tibbett. En 1944 se atrevió con "Falstaff" pero fuera de dos funciones y otras tres en 1949 no volvió a incursionar en el repertorio buffo para el que no estaba particularmente dotado y podía dar pie a la comparación con Lawrence Tibbett, campeón absoluto en ese terreno. En febrero de 1946 apareció su malévolo y sonoro Iago en "Otello" y  en 1949 se agregó a la lista su estupendo "Simon Boccanegra".

Warren había debutado en la Opera de San Francisco en 1943 con Don Carlo en "La Forza del Destino". En 1944 se le ofrecieron mayores lucimientos con Amonasro en "Aida", Valentin en "Faust",  Don Carlo en "La Forza del Destino", "Rigoletto" y Renato en "Un Ballo in Maschera".  Regresó en 1947 y 1948 pero en esta ultima temporada su temperamento y divismo lo llevó a cometer acciones que rayaban en la grosería. Incluso se enfrentó con Gaetano Merola, director de la compañía. Después de una ultima función de "Rigoletto", en septiembre de 1948, no volvería a ser contratado durante la administración Merola. Regresó al teatro solamente tras la muerte del director y luego de 6 años de ausencia.

La década del 50' fue su momento de mayor popularidad. En el Met ya no tenía rivales en el repertorio verdiano y comenzó así a tantear el verismo, un repertorio en donde no tenía mayores posibilidades de lucimiento. En 1954 cantó su primer Carlo Gerard en "Andrea Chenier" que lo unió a Del Monaco y la Milanov y en 1955 apareció su primer Scarpia en "Tosca" junto a la Tebaldi y Richard Tucker. En terrenos mas propicios cantó su primer Don Carlo en "Ernani" en noviembre de 1956, un innegable triunfo, y el 5 de Febrero de 1959 agregó a la lista su imponente "Macbeth".

Su voz no tuvo la misma aceptación fuera de los Estados Unidos. Pasó por La Scala sin pena ni gloria en diciembre de 1953 y enero de 1954 cantando seis funciones de "Rigoletto" y dos de "Otello". En 1958 hizo una exitosa gira a la Unión Soviética para reencontrarse con la patria de sus ancestros.

El 4 de marzo de 1960 Warren cantaba Don Carlo en "La Forza del Destino" dirigido por Thomas Schippers y rodeado de un elenco estelar compuesto por la Tebaldi en el rol de Leonora, Richard Tucker como Don Alvaro y Jerome Hines como el Padre Guardiano. Luego de entonar el recitativo del acto tercero "Morir! Tremenda cosa" y el aria "Urna fatal del mio destino" el publico lo aplaudió con el entusiasmo de siempre. Roal Reitan, quien interpretaba al cirujano, entonó entonces su frase, "Lieta novella, è salvo", pero Warren no replicó el esperado "È salvo, è salvo o gioia!", Schippers mantuvo la batuta en alto esperando la entrada de Warren pero el barítono cayó de rodillas y no respondió, Reitan se acercó y lo oyó pedir ayuda en voz baja, entonces se bajaron rápidamente las cortinas del Met y se procedió a auxiliar al cantante. Sin embargo la hemorragia cerebral fue fulminante y las 22:00 hrs se lo declaró oficialmente muerto. Al rededor de las 22:30 hrs Rudolf Bing se presentó ante la atónita audiencia y comunicó con estas palabras la noticia. "Este es uno de los días mas tristes en la historia de la ópera. Les pido que por favor se pongan de pie en memoria de uno de nuestros mas grandes artistas quien murió en medio de una de sus mas grandes actuaciones. Estoy seguro que concuerdan conmigo que no será posible continuar con la función". Lentamente el publico se retiró de la sala, cerrando con ello una de las carreras mas brillantes de un cantante norteamericano.

La voz de Warren era voluminosa y se extendía con facilidad por la sala del Met, tenia buenos graves y era famoso por un registro agudo de singular extensión y potencia. Alcanzaba con facilidad el Si bemol y se dice que solía fanfarronear en sus fiestas privadas entonando "Di quella pira" con Do agudo incluido. El problema con su canto era la impostación que parecía estar siempre en posición de bostezo. Esta decisión técnica era muy bienvenida en el agudo que sonaba siempre libre y vibrante pero en el centro los sonidos se volvían guturales y carecía de la naturalidad del canto italiano. Quienes aceptaban la impostación lo consideraron el mejor de su generación y quienes no lo hacían debían reconocer de todas maneras la perfección técnica y el manejo del legato y el fraseo. La perfecta técnica de respiración lo hicieron ideal para las grandes frases del repertorio verdiano pero la extraña impostación lo hacían sonar postizo en los personajes del verismo donde nunca encontró el camino de la expresión ni la emisión adecuadas. En este campo su único triunfo se puede oír en Tonio de "Pagliacci" donde la proyección, el volumen y la espectacularidad de los agudos impactaban de gran manera en la audiencia.

Este disco recoge parte de lo que fue su gira por la Unión Soviética realizada en el año 1958. Recibió una edición al CD en 1989 y actualmente esta descatalogado. Me topé con el vinilo hace algunos meses atrás mientras paseaba por una feria de las pulgas en Valparaíso. El disco no está en muy buen estado, claramente los años de exposición al polvo le pasaron la cuenta pero aun así se puede oír con claridad la voz del barítono. Mención especial merecen las versiones del "Madrigal" de D'Indy, "Tell me, oh blue, blue sky" de Giannini y la "Mattinata" de Leoncavallo.


Tracklist:

1. Beethoven : In Questa Tomba Oscura
2. Caccini : Amarilli
3. Bach : Good Fellows Be Merry
4. Fauré : Les Berceaux, Op. 23, No. 1
5. Ravel : Chanson à  Boire
6. D'Indy : Madrigal
7. Bizet : Agnus Dei
8. Verdi : È Sogno? O Realtà?
9. Giannini : Tell Me, Oh Blue, Blue Sky
10. Griffes : An Old Song Resung
11. Traditional : Colorado Trail
12. Tosti : L'Ultima Canzone
13. Bridge : O That It Were So
14. Leoncavallo : Mattinata

Leonard Warren
Willard Sektberg (Piano)

RCA
m4a@256Kbps | Cover + Scans
DESCARGAR

1 comentario:

  1. Hola! Este lo estaba buscando hace mucho. Lamentablemente no trae "O del mio amato ben" que es lo que mas me gusto de ese concierto. No tienes el CD de RCA???

    ResponderEliminar