viernes, 5 de octubre de 2012

Aclaración


Ya que me han preguntado tanto la razón por la que subo mis publicaciones en formato "iTunes aac m4a", de seguro algo incomoda para muchos de ustedes, acá les viene una pequeña explicación.

La razón principal por la que prefiero mis discos y mis uploads en formato m4a radica en la calidad del sonido y el tamaño. Se puede investigar en la red y se darán cuenta que un m4a a 256kbps tiene la misma calidad que un mp3 a 320kbps y ademas pesa menos, algo que se agradece a la hora de llenar espacio en un ipod.

Habrá que tener un oído biónico para darse cuenta de la diferencia de sonido entre mp3 a 320Kbps y mp4 a 256kbps, se supone que la hay (con ventaja del m4a, mas moderno que el mp3), yo al menos aun no la he oído. Sin embargo (y acá viene el gran plus del m4a) lo que para mí marcó la diferencia es la AUSENCIA DE SALTOS ENTRE TRACKS (o gaps en inglés), algo muy bienvenido cuando se está oyendo una ópera completa. Con los mp3 de toda la vida sigue habiendo un "tick" entre tracks, bastante audible con audífonos  y en algunos casos de ripeos mas antiguos existe incluso una pausa de dos segundos entre tracks, algo enervante para mí y es que no hay nada mas terrible que oír la melodía infinita wagneriana siendo interrumpida por pausas y/o ruidos entre pista y pista.

Un saludo a todos.
La Castafiore

3 comentarios:

  1. A mi personalmente me perjudica ese formato, pues en mi automóvil el equipo de sonido solo admite mp3, como uso para mis desplazamientos profesioinales el vehículo tengo tiempo para escuchar ópera. Suelo descargar sin trackear, me gusta que los cortes sean por actos.
    Aún así, felicitaciones por su blog y apoyo a los aficionados a esta música.

    ResponderEliminar
  2. Esa es precisamente una de las desventajas de los archivos m4a. Lo lamento si trae problemas pero a la hora de comparar pros y contras, para mi gusto sigue ganando este tipo de archivos.

    Saludos.

    ResponderEliminar